Nuestro Árbol de Navidad

“Honraré la Navidad en mi corazón, y trataré de hacerlo durante todo el año.” Charles Dickens

Si nuestra felicitación navideña fuera un precioso árbol de Navidad, palabras como amor, bondad, cariño, empatía, ilusión, compañía, paz, tolerancia o familia colgarían de sus ramas entre espumillones, guirnaldas y demás decoraciones. Y es que, tras la finalización del primer trimestre, hemos querido agradecer a nuestras familias el buen comienzo del curso 21-22 felicitando la Navidad con un entrañable vídeo protagonizado por nuestro alumnado.  ¡Buen trabajo realizado, muchachos!

La tradición del árbol de Navidad es curiosa a la vez que interesante. Antes de que llegaran los primeros cristianos al norte de Europa, los habitantes celebraban sus fiestas en honor a sus dioses plantando y adornando árboles. Posteriormente, con la llegada de los cristianos, árboles de hoja perenne como el pino o el abeto eran decorados con velas y manzanas recordando el árbol del Paraíso y la posterior reconciliación con la llegada del Mesías tras el pecado original de Adán y Eva. Las velas y las manzanas se fueron sustituyendo con el paso de los años por decoraciones navideñas como esferas y luces. La costumbre del árbol de Navidad en España empezó a finales del siglo XIX en la nobleza, tradición que acabó esparciéndose por todos los estratos de nuestra sociedad.

Pero no solamente el árbol de Navidad ha estado presente en nuestro colegio en esta recta final de trimestre. Adornos navideños en clases y pasillos, obras de teatro, juegos, villancicos, nuestra tradicional “Fiesta de las Campanadas” o la “Operación Kilo” nos han acompañado en el mes de diciembre para despedirnos de un año en el que desafortunadamente la pandemia ha seguido estado muy presente entre nosotros. A pesar de ello, consideramos que en estas fechas entrañables tenemos mucho que agradecer y festejar, y así lo hemos hecho -eso sí, siguiendo las medidas anticovid- después de unos meses de esfuerzo y trabajo diario, de momentos cargados de alegría y entusiasmo por aprender, y de otra etapa de nuestra vida en el que valores tan importantes como la paz, el respeto o la tolerancia siguen siendo los pilares fundamentales que sustentan la buena armonía existente entre todos los miembros pertenecientes a esta gran familia llamada Divina Providencia.

Desde la revista La Senda, en formato digital, volvemos a desear unas felices fiestas y un próspero 2022 a toda nuestra comunidad educativa y a los fieles lectores que mensualmente se asoman a esta ventana para conocer un poco más nuestra labor educativa. ¡FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO AÑO NUEVO!

Deja un comentario

*Al utilizar este formulario, usted acepta el almacenamiento y manejo de sus datos por parte de este sitio web.

Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más