EL PEDROSO DE LA ABADESA, UNA PEDANÍA DE TORDESILLAS

EL PEDROSO DE LA ABADESA, UNA PEDANÍA DE TORDESILLAS

22 noviembre, 2020 0 Por La Senda

Muchas de las personas de Tordesillas conocen que la Villa tiene en su demarcación e integradas en ella misma tres poblaciones cercanas, a las que algunos llaman “barrios”, y otros, con mejor propiedad y exactitud, “entidad local menor”, pues esta es la denominación exacta. En toda España existen unas tres mil pedanías.

La Villa de Tordesillas cuenta con 3: Villavieja, Villamarciel y el Pedroso. Es curioso observar que en la de Villamarciel se interpone orográficamente otra localidad distinta e independiente que es San Miguel del Pino.

En estas tres pedanías existen los alcaldes pedáneos que representan el llamado órgano unipersonal y cuyos acuerdos sobre créditos, disposición de bienes y expropiaciones deben ser ratificados por el Ayuntamiento.
Hace unos años, las idas y venidas y el vaivén de los tiempos, alguna de estas pedanías decidió “independizarse” de la tutela del Ayuntamiento tordesillano, pero duró poco tiempo el asunto por la inviabilidad económica e imposibilidad de gestión, volviendo de nuevo al redil pedáneo.

Conocí cuando el Ayuntamiento de Tordesillas en 1977 decidió arrogarse la facultad de disponer de los pastos comunes del Pedroso de la Abadesa y de Villavieja del Cerro y se produjo una rebelión en toda regla contra el Ayuntamiento tordesillano presidido en aquel tiempo por Teodoro Rodríguez López a quien un Secretario, lince y avispado, llamado Javier García Quiroga, buscando recursos de donde fuera, le puso la propuesta encima de su mesa. Al final, entre tiras y aflojas, la cordura predominó y las pedanías, no sin protestas, siguieron con la explotación  de sus prados, obteniendo la mejora económica por su aportación. Pues no en  balde es necesario pensar que si son pedanías merecen también la atención de la cabecera en su administración ciudadana, como así se ha venido ejerciendo hasta la fecha.

El Pedroso se llama así porque su enclave perteneció desde 1363 a la jurisdicción de la abadesa de Santa Clara, la todopoderosa señora doña María de Bargas. Por tanto el Real Monasterio de monjas clarisas de Tordesillas tuvo mucho que ver en su enclave, en su desarrollo y en su mismo nombre, PEDROSO DE LA ABADESA.
Un enclave de silencio, paz y armonía donde el medio rural se hace esencia y carne entre piedras y adobes bajo el azul intenso del cielo.
(Fotografías: El Pedroso, de Federico Sanz; Villavieja, de Ángel Álvarez y Villamarciel, de los archivos de la Senda)

Jesús López Garañeda. 22-11-2020